El nuevo blog de fotografía

Con esta entrada quiero informar del nuevo rumbo que va a tomar este blog. Quiero dedicar este espacio para publicar únicamente material fotográfico relacionado con mis trabajos y mi marca personal como fotógrafo social en Valencia. La demás información relacionada con la fotografía, teoría, historia, trucos y noticias la voy a ir publicando en un nuevo blog llamado Zero Megapixels .

Espero que le peguéis un vistazo y que lo sigáis, muchas gracias.

Zero Megapixels

Fotografía social: Back to basics

Hoy viendo unas fotos antiguas me he dado cuenta de la evolución que he sufrido como fotógrafo y de cómo el paso del tiempo y mis experiencias han transformado la manera de componer mis imágenes. Mi primera réflex digital fue una “maravillosa” Nikon D40x y con ella empecé a tomarme más en serio esta afición. En mis antiguas fotos que hacía como turista o en quedadas fotográficas, la composición se basaba en poner en el fondo el monumento de turno y colocar a los protagonistas “centraditos” en la imagen.

Fotografía de bodas en Valencia

Con el tiempo cambié mi D40x por una D90 y empecé a colocar a las personas a un lado del plano fotográfico como si entendiera la regla de los tercios. Mis “experimentos compositivos” me llevaron a intentar conseguir imágenes desde ángulos imposibles que nada tienen que ver con mis fotografías actuales.

Luego tuve una época en la que el “Strobist” lo era todo en mis fotos. Hasta tres flashes sincronizados con difusores, gelatinas de colores y miles de artefactos para conseguir el efecto deseado.

Fotografia fallera Tomás Martínez

Con el paso de los años y viendo mis últimos trabajos, me he dado cuenta de que todo ha vuelto al comienzo, protagonistas situados en el centro y luz natural. En mis retratos suelo colocar al protagonista en el centro y casi sin darme cuenta consigo cierta simetría en la imagen. Para ello busco siempre alguna pared, calles estrechas, caminos, arboledas, viñedos o campos labrados, y así consigo la mencionada simetría y un punto de fuga que invita al espectador a escaparse hacia el horizonte.

book de moda

Es algo que no he buscado de manera consciente, pero que, con el paso de los años se ha convertido en una manera personal de mirar a través de la cámara. Pero ¿visualmente por qué busco que mis imágenes tengan esta apariencia?. Sinceramente, no conozco la respuesta, pero supongo que tiene que ver con la búsqueda de simplificar las imágenes. Me he dado cuenta que para conseguir una buena imagen no necesito buscar situaciones complejas llenas de movimiento, sino un lugar donde apoyarme.

9 Preguntas sobre el fotógrafo de bodas

Ha llegado el día de la boda y siempre surgen las típicas dudas sobre si todo lo que has estado organizando con tanta ilusión saldrá a la perfección. Las parejas siempre tienen dudas de cómo serán las cosas ese día y en mi papel de fotógrafo de bodas quería compartir las preguntas más frecuentes con las que me encuentro en relación al gran día.

Fotografia del novio

1. ¿Cómo puedes hacer fotos de los preparativos del novio y de la novia el mismo día?.

Es uno de los grandes secretos que tenemos los fotógrafos, podemos bilocarnos y estar en dos lugares al mismo tiempo. Es broma, todo se arregla con una buena planificación de horarios. El horario lo marca la novia y sus preparativos (peluquería, maquillaje, etc.), una vez claro cuando estará la novia en su casa se organiza todo. Lo normal es acudir en primer lugar a casa del novio y tomar imágenes mientras se viste e interactúa con sus familiares y amigos. Después hay que ir a casa de la novia y de nuevo intentar obtener unas imágenes mientras se pone el vestido y vive esos momentos junto a  familiares y amigos.

2. ¿Haces fotografías de grupo o fotografías de los novios con los invitados?

Por supuesto. En este tipo de imágenes siempre digo que me las pidan los novios, o los padres y madres de ellos, ya que son los más indicados para reunir a familiares y amigos de un grupo determinado. Se hace así porque lo normal es que el fotógrafo no conozca a los invitados y el grado de afinidad entre ellos.

Vivan los novios

3. ¿Tenemos que poner un cubierto al fotógrafo el día del banquete?

No es obligatorio. Pero debes tener en cuenta que una boda son más de 10 horas de trabajo, cargando con una mochila llena de objetivos y cámaras. Poder sentarse, beber agua y comer bien es algo muy importante. No es necesario comer el menú de la boda, pero algún primer plato o el “menú infantil” es de agradecer.

También hay que tener en cuenta que es mejor que el fotógrafo esté situado dentro de la misma sala donde se está celebrando el banquete. Si el fotógrafo está cenando fuera lo más seguro es que se pierda algún momento emotivo de ese día.

De todas maneras si no estáis dispuestos a incluir al fotógrafo en la cena, lo mejor es que le aviséis para que vaya preparado.

4. ¿Qué pasa si se estropea la cámara, objetivo o flash?

Si pasa este desagradable acontecimiento, no pasa nada (cosa muy poco probable), siempre se suelen llevan un par de cámaras, varios objetivos y elementos de iluminación adicional.

5. ¿A qué hora se empieza a hacer fotos el día de la boda?

Los horarios se calculan siempre a partir de los horarios de la novia. Se empieza a hacer fotos con los preparativos del novio y se termina después del baile.

Pareja de novios en Valencia

6. ¿Haces fotos durante el banquete?

La respuesta es SÍ. Siempre hay que estar atento a lo que ocurre en todo momento para poder inmortalizarlo, por eso es mejor que el fotógrafo esté en el mismo salón del banquete junto con todos los invitados.

7. ¿Dónde hacemos las fotos en exteriores el día de la boda?

Lo normal es sacar imágenes en los jardines del restaurante donde se celebra el banquete o utilizar una localización cercana que conozcamos de antemano. Estas fotos se suelen realizar rápidamente, ya que por lo general, la pareja de novios prefiere estar con los invitados.

8. ¿Tenemos que posar todo el rato?

Esta pregunta es muy recurrente, por lo general la gente se siente incómoda posando para un fotógrafo y más aún si es el día de su boda. La respuesta es SÍ, pero no te asustes, de las más de 10 horas que dura una boda, quizás sólo tengas que hacerlo unos minutos, ya que casi todas las situaciones que se suceden en este día son inmortalizadas sin que te des cuenta.

9. ¿Haces fotografía a los invitados?

Por supuesto, pero hay que tener en cuenta que los verdaderos protagonistas de este día sois vosotros. Por eso, las personas que más se acercan a los novios y participan en los momentos más importantes de la boda son los que más veces saldrán en las fotos.