Cómo fotografiar grupos de personas

Casi todos hemos salido retratados en una de esas fotografías típicas de los equipos deportivos o de la clase del colegio en las que nos teníamos que acomodar en dos filas, unos de pie y otros sentados. Ésta es una de esas convenciones fotográficas que merece tener en cuenta, aunque sólo sea para romperla. La mejor lección que se puede aprender de ese estilo de fotografía en dos filas es que, siempre que dispongamos de unas sillas o bancos, tendremos por donde empezar.

“Si reunimos a más de tres personas, la situación será muy diferente y tendremos que actuar como directores de teatro y encauzar las interacciones del grupo”.

Una situación hipotética.

Imagínate que te encuentras ante esta situación: Llegas al lugar donde vas a realizar la fotografía, preparas la cámara y configuras el esquema de iluminación que vas a utilizar. Por el momento tienes todo bajo control, pero entones llegan ocho hombres de unos 50 años que se conocen entre sí, tu solo conoces de vista a uno de ellos. Están bromeando y están recordando viejas anécdotas. Ante esta situación es muy importante que tomes las riendas de la situación y para ello siempre es útil emplear una serie de pequeños trucos psicológicos.

En primer lugar, intenta tener todo el equipo preparado, esto les trasmitirá que están ante un profesional y que sabes perfectamente lo que vas a hacer, la señal más clara será colocar la cámara en el trípode enfocando hacia el sitio correcto con el ademán de estar listo para empezar. Incluso si no necesitas el trípode, siempre será una forma de dejar claro que has ido allí a trabajar y no a pasar el rato.

Después intenta identificar si hay un líder en el grupo, un capitán o cualquier otro tipo de jerarquía, luego tendrás que decirles que se sitúen rápidamente según la disposición que tenías pensada. Si tienes el control, la situación no dará mucho pie a la discusión o a la toma democrática de decisiones. Hazles saber con amabilidad lo que pretendes y también como quieres que se coloquen. En otras palabras, tendrás que combinar las habilidades de un director de orquesta con las de un guardia de tráfico.

Fotografiar grupos de personas
La composición en dos filas es un acierto seguro, si intentas algo diferente, tendrás que estar muy seguro de lo que quieres y transmitírselo con claridad a los fotografiados. Si dudas, perderás el control de la situación, y una vez perdido es muy difícil recuperarlo. Los grupos numerosos requieren que el fotógrafo trabaje con rapidez y método.

Si planificas con antelación el esquema de iluminación que vas a utilizar tendrás mucho ganado y el resultado será mejor. La iluminación tiene que ser lo más regular posible, por lo que es recomendable evitar la luz directa del sol y sus inseparables sombras. Si iluminamos el grupo de forma artificial, tendremos que comprobar que toda la zona donde se van a situar las personas esté bien iluminada. La variación en la iluminación no debe ser más de medio paso de exposición en toda la escena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s