Las 5 cualidades de la luz

Al igual que un cocinero sabe que resultado que va a conseguir mezclando ciertos ingredientes, un fotógrafo debería saber con antelación el resultado que va a obtener analizando la luz que tiene. Como bien sabemos la palabra “fotografía” viene del griego y quiere decir algo parecido a “escribir con luz”, por ello entender y manejar la luz de una escena es de vital importancia para conseguir buenas imágenes.

Muchas veces, a la hora de tomar una fotografía cometemos el error de fijarnos primero en el contenido y olvidamos el tipo de luz que ilumina la escena”.

Las cualidades de la luz determinan en gran medida el resultado final de la fotografía y afectan directamente al mensaje que quieres mostrar. La luz puede ser suave y delicada o por el contrario, dura y contrastada. Si aprendemos como afecta la luz a la escena ante la que nos encontramos, conoceremos mejor bajo que condiciones podremos trabajar y que hacer para mejorar la iluminación.

Dia nublado

Las cualidades de la luz

Dirección

Viene determinada por la posición de la fuente de luz respecto a los elementos de la escena. Según su dirección la luz puede ser frontal, nadir (desde abajo), cenital, Rembrandt o 3/4 (45º con el sujeto), lateral, etc…

La dirección de la luz hace afecta a las sombras de nuestra imagen y le otorga ciertas particularidades. Por ejemplo, en una escena iluminada con luz frontal conseguiremos tener colores muy vivos, pero no habrá detalle en las texturas y además nos faltará volumen en los objetos. Por el contrario si la misma escena está iluminada con luz lateral, de repente esta se llenará de texturas y todos los objetos ganarán volumen, pero los colores aparecerán más apagados.

Como puedes ver la dirección de la luz es de suma importancia a la hora de hacer fotografía, pero, ¿cuál es mejor?, la respuesta es que no hay ni mejor, ni peor, todo dependerá de lo que quieras conseguir.

dirección de la luz fotografica

Calidad

Esta característica de la luz hace referencia al contraste entre luces y sombras. Dependiendo de esta cualidad la luz puede ser dura o suave.

Luz Dura: Existe un fuerte contraste entre luces y sombras y su uso en retratos no es muy recomendable bajo mi punto de vista, ya que da un efecto dramático poco favorecedor al retratado. Un ejemplo de este tipo de luz sería la luz del mediodía en un día soleado.

Luz suave: Tiene un delicado tránsito entre la luz y la sombra, para mí es perfecta para realizar retratos, ya que no vemos sombras incómodas en los rostros. El ejemplo más claro de este tipo de luz sería la luz natural de un día nublado.

La calidad de la luz se puede modificar cambiando el tamaño de esta. Cuanto más grande sea nuestra fuente de iluminación, más suave será su luz y viceversa, a menor tamaño, más dura.

Un claro ejemplo de luz dura son los flashes de zapata que montamos en nuestras cámaras, ya que emiten luz por un orificio muy pequeño. Si queremos suavizarla  podemos acoplarle una ventana difusora, así al aumentar el tamaño del nuestra fuente conseguiremos el efecto deseado. Otro truco para suavizar la luz es hacer rebotar el destello de nuestro flash en una pared.

Otra forma de cambiar la calidad de nuestra luz es modificando la distancia que hay entre la fuente de iluminación respecto al sujeto. En este caso debemos saber que a menor distancia la luz es más suave y que si aumentamos dicha medida la luz se volverá más dura.

el color de la luz

El color

El color puede ser el elemento más importante de una fotografía y puede convertirse en la esencia de la imagen. Este aspecto es el que lo diferencia de otros elementos gráficos, además los colores tienen un efecto psicológico en el observador, así que podemos jugar con esta cualidad para influir en él.

La intensidad

Es la cantidad de luz que ilumina una escena y principalmente afecta a los parámetros técnicos que tenemos que utilizar para realizar la fotografía, como el ISO, la apertura de diafragma y la velocidad de obturación. No afecta a la dureza o suavidad de la luz, solo se trata de la cantidad luz. Si utilizamos luz natural no podremos regular la fuente de luz (el sol)  y lo deberemos hacer variando lo parámetros de la cámara. En cambio si usamos la luz artificial podremos configurarla a nuestro gusto para su utilización.

colores de la luz

La cobertura

Es la superficie que ilumina una fuente de luz o dicho de otra forma, es el espacio iluminado. La luz puede ser más concentrada o más dispersa y podemos cambiarla a nuestro antojo, unas veces necesitaremos iluminar una zona controlada y otras veces querremos iluminar una gran escena. Si la luz es dispersa llegará a todos los sitios, en cambio si la concentramos, sólo iluminaremos el objeto elegido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s