Planificar una sesión de retrato

Las sesiones de retrato se tienen que hacer como una función de teatro, y tal como ocurre con cualquier puesta en escena los preparativos son la clave para que todo salga bien. Existe una frase que puede ser válida para todos los campos de la vida, la cual dice: “una buena planificación evita un mal resultado”. Los fotógrafos sociales tenemos que concienciarnos bien de esta afirmación y actuar en consecuencia. Así que planifica concienzudamente cada sesión fotográfica que realices.

preparar sesión de retrato

Pero, ¿por dónde empiezo?.

Una cosa que te puede ayudar es preguntarte: “¿quién, cuándo, dónde, qué y por qué?”. Si respondemos a todas estas preguntas antes de realizar una sesión de retrato, habremos llevado a cabo la planificación necesaria.

¿Quién? Ante esta pregunta lo normal es que sepamos el nombre del protagonista, la edad y el sexo, y esa información puede orientarnos sobre que tipo de sesión vamos a realizar.

¿Cuándo? La hora y la época del año nos darán pistas muy valiosas sobre la luz que habrá y con que ángulo incidirá sobre el modelo. Además nos dirá si bastará con la luz ambiental o si tendremos que llevar iluminación extra. Otra respuesta a esta pregunta podría ser: “durante el evento de la presentación del libro” o “después de la carrera”, todas son pistas que nos ayudarán a planear el trabajo.

¿Dónde? Cuando sepamos la localización, podemos ver la luz natural existente y elegir diferentes escenarios con distintas situaciones de iluminación. De la luz existente y de la localización dependerá en gran medida el resultado final de las imágenes.

¿Qué? La respuesta a esta pregunta puede ser un acontecimiento o una actividad y con ello sabremos si la sesión va encaminada a un retrato formal o uno más relajado y espontáneo.

¿Por qué? A veces una fotografía se toma para enmarcar y colgarla en la pared, o para que se publiquen en una revista. A menudo la finalidad de la fotografía influye en la manera de hacerla.

retrato fotografico

Cuando tengas las respuestas para estas cinco preguntas tienes que hacerte la sexta pregunta, que para mí es la más importante.

¿Cómo? Tendremos que decidir que equipo llevaremos para realizar el trabajo de la forma más adecuada, y si es una localización que conocemos con antelación estudiaremos los trabajos realizados en ella. Si es un lugar que desconocemos, tal vez tengamos que buscar ejemplos de cómo hicieron una fotografía similar otros fotógrafos o acercarnos a conocer el lugar de la sesión. Si nos sentimos un poco inseguros, convendrá que hagamos unas fotografías de prueba antes de iniciar una verdadera sesión.

Una vez hayamos contestado a todas estas preguntas, tendremos la certeza que hemos hecho una buena labor de planificación. También hay que tener en cuenta que algo puede salir mal (por ejemplo, que empiece a llover, que haga un viento huracanado o que surja algún problema con el equipo) y preparar un plan B por si acaso. Los planes bien hechos pero flexibles permiten a los fotógrafos concentrarse en hacer su trabajo lo mejor posible, es decir, en obtener mejores imágenes.

planificar sesión retrato

El poder de hacer una lista

Siempre es una buena idea hacer listas a la hora de planificar un trabajo al que no estamos acostumbrados, por ejemplo nos serían muy útiles algunas como estas:

Lista de Equipo: En esta lista enumeraremos todo el equipo necesario para realizar el trabajo y la mochila en la que lo llevaremos. Al final comprobaremos que no se nos ha olvidado nada y nos aseguraremos de llevar pilas de repuesto y las baterías cargadas.

Lista de horarios: No se te olvide apuntar los momentos cruciales del evento o ceremonia, a qué hora están previstos y cual será su duración aproximada. Esto te ayudará a planificar tus movimientos.

Lista de imágenes: Siempre es interesante apuntarte las fotografías y encuadres que deseas obtener. Aunque parezca una tontería te ayudará a que no se te olvide ninguna fotografía de las que tenías pensadas hacer.

Lista de nombres: Saber quién es quién en la ceremonia te ayudará a saber como tratar a cada persona y no debes olvidar apuntar también los números de teléfono y direcciones importante.

Conforme vayas cogiendo experiencia, personalizarás más tus listas e incluirás cosas diferentes. Al final cada uno descubre su forma de hacer las cosas y aprende a confiar en sus propias listas. Una buena planificación significa dejar lo menos posible en manos del azar, y reflejar esa planificación en el papel siempre resulta útil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s