Fotografía social: Back to basics

Hoy viendo unas fotos antiguas me he dado cuenta de la evolución que he sufrido como fotógrafo y de cómo el paso del tiempo y mis experiencias han transformado la manera de componer mis imágenes. Mi primera réflex digital fue una “maravillosa” Nikon D40x y con ella empecé a tomarme más en serio esta afición. En mis antiguas fotos que hacía como turista o en quedadas fotográficas, la composición se basaba en poner en el fondo el monumento de turno y colocar a los protagonistas “centraditos” en la imagen.

Fotografía de bodas en Valencia

Con el tiempo cambié mi D40x por una D90 y empecé a colocar a las personas a un lado del plano fotográfico como si entendiera la regla de los tercios. Mis “experimentos compositivos” me llevaron a intentar conseguir imágenes desde ángulos imposibles que nada tienen que ver con mis fotografías actuales.

Luego tuve una época en la que el “Strobist” lo era todo en mis fotos. Hasta tres flashes sincronizados con difusores, gelatinas de colores y miles de artefactos para conseguir el efecto deseado.

Fotografia fallera Tomás Martínez

Con el paso de los años y viendo mis últimos trabajos, me he dado cuenta de que todo ha vuelto al comienzo, protagonistas situados en el centro y luz natural. En mis retratos suelo colocar al protagonista en el centro y casi sin darme cuenta consigo cierta simetría en la imagen. Para ello busco siempre alguna pared, calles estrechas, caminos, arboledas, viñedos o campos labrados, y así consigo la mencionada simetría y un punto de fuga que invita al espectador a escaparse hacia el horizonte.

book de moda

Es algo que no he buscado de manera consciente, pero que, con el paso de los años se ha convertido en una manera personal de mirar a través de la cámara. Pero ¿visualmente por qué busco que mis imágenes tengan esta apariencia?. Sinceramente, no conozco la respuesta, pero supongo que tiene que ver con la búsqueda de simplificar las imágenes. Me he dado cuenta que para conseguir una buena imagen no necesito buscar situaciones complejas llenas de movimiento, sino un lugar donde apoyarme.