La fotografía social y las Fallas de Valencia

Se acercan unas fechas muy especiales para todos los valencianos. En mi ciudad, Valencia, si eres fotógrafo social tienes la oportunidad de dedicarte a realizar fotografía a falleros y falleras. Cuando me enfrento a este tipo de sesiones intento captar la personalidad de la persona retratada que va vestida con trajes típicos valencianos, además siempre hay que hacer alguna foto que muestre con detalle el peinado y las joyas que se llevan para la ocasión.

Además de los típicos retratos hay múltiples ocasiones para conseguir imágenes impactantes y llenas de sentimientos. Son unas fiestas llenas de simbolismo, humor, sátira, ruido y fuego.

Fotografía de Fallas en Valencia

Las Fallas son las fiestas de mi ciudad y se han convertido con el paso del tiempo en un icono de la cultura española, al igual que los San Fermines o la Feria de Abril.

Pero, ¿Cuál es el origen de esta celebración?.

Realmente no está claro el origen de la fiesta, ya que no existen documentos oficiales al respecto. La historia más difundida en la actualidad es la que cuenta que los carpinteros de la ciudad utilizaban durante el invierno unos candiles para alumbrarse en las oscuras tardes de invierno. Estos candiles estaban sujetados por unos palos a modo de candelabro y se colocaban en el centro del taller para iluminar la estancia, a estos artefactos se les llamaba parots, pagés, astai o estai.

Fotografía de Fallas en Valencia

En la víspera del patrón de la ciudad (San José) los carpinteros sacaban a la puerta del taller todos los sobrantes de la madera y los quemaban junto a los parots para celebrar el fin de las oscuras tardes de invierno. Con el paso del tiempo junto con los restos del trabajo a estas hogueras se le fueron añadiendo también los trastos inservibles e incluso se ponían ropajes al parot para simular a alguien del barrio que se quería criticar. Más tarde junto a esta figura se fueron añadiendo más elementos para formar pequeñas escenas, así nacieron los primeros ninots.

Aunque existen muchas teorías más del origen de esta celebración, lo que está claro es que ya en el Siglo XVIII existía esta costumbre y que al llegar el Siglo XIX se empezó a extender y cogió más popularidad. Aún no se podía considerar que era una fiesta como tal, sino que era un festejo enmarcado dentro de las celebraciones de San José. Fue a partir de esta época cuando la falla dejó de ser un montón de trastos viejos y se convirtió en algo más elaborado. Sobre una tarima de madera se colocaban diferentes figuras o ninots a los que se vestía con ropa real y se les colocaba máscaras de cartón, se ponían de forma que simulaban escena ambientada en el barrio y el contenido siempre era la crítica y burla de las personas representadas. Esta primitiva representación se montaba el día 18 por la mañana y se quemaba el mismo día por la noche.

Fotografía de Fallas en Valencia

Con el paso del tiempo estos estas representaciones fueron evolucionando y se convirtieron en los monumentos que hoy en día conocemos. Aunque esta evolución fue lenta y llena trabas ya que en algunas épocas de la historia y debido al carácter satírico de las Fallas, estas tuvieron que pasar el filtro de la censura.

A partir de 1870 todas las celebraciones populares como el Carnaval y las Fallas fueron perseguidas por las instituciones políticas hasta que en 1885 surge un movimiento que defendía las tradiciones típicas. En aquella época surge una revista llamada “La Traca”, la cual otorgaba premios a los mejores monumentos falleros. De este modo nace la competición entre vecinos para hacer la mejor Falla, que aunque conservaban el toque satírico, lo que se buscaba era la estética del monumento.

Los primeros premios oficiales a las mejores Fallas los otorgó el Ayuntamiento de Valencia en 1901 y este hecho hizo que el pueblo y las instituciones políticas se unieran para apoyar estas fiestas. De este modo la evolución de las celebraciones fue creciendo a pasos agigantados y de forma muy rápida creció el número de monumentos, al igual que su estructura y organización.

Fotografia social de falleras en valencia

Para acrecentar la popularidad de las fiestas, en 1929 se creó el primer concurso de carteles promocionales de las Fallas y en 1932 se instauró la Semana Fallera. Aunque en la Guerra Civil se interrumpió su celebración, al término de esta, la celebración continuó, convirtiéndose en la fiesta mayor de la Comunitat Valenciana y llegando en la actualidad a quemarse más de setecientas fallas entre grandes y pequeñas, sólo en la ciudad de Valencia.

Anuncios

Un comentario sobre “La fotografía social y las Fallas de Valencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s